<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d10402394\x26blogName\x3dPensamientos\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dLIGHT\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://nexcor.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://nexcor.blogspot.com/\x26vt\x3d5689277451979250627', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Pensamientos

| español | português | english | français |A - A |Next blog|

sábado, diciembre 10, 2005

No tengo cambio

Todo llega, eso dicen, y es que hay días que parecen empeñados en saldar antiguas deudas, como si no importara que el destino no aparezca ya en nuestra particular lista de morosos, y de eso hace ya tiempo, sí, sí, y no por pago no, qué va, por cliente de dudoso cobro.

Como si el moroso destino no supiera que ya no nos sirve su deuda, qué se habrá creído, que puede venir cuando quiera, acaso no ha leído el cartel de la puerta, «cerrado por quiebra», ¡qué inoportuno!

Pues sí, cuando menos lo esperamos el amigo destino va y nos paga, y no, no podemos rechazarlo, pues muchas gracias, tío, pero lo siento, chico, no tengo cambio.

dijo:

Uy, yo tampoco quiero deudas del destino, ya colgué mi cartel en la puerta de "nos hemos trasladado al país de Deuda Jamás".
Que no me pasen facturas del tiempo, ni besos a destiempo, ni siquiera abrazos medio huérfanos, que una ya se ha borrado del listín de endeudados.

Besos en espiral

12/11/2005 07:01:00 p. m.  
dijo:

Siempre digo que el destino se cobra un día las cuentas pendientes, así que vale más estar al corriente con él para que no se vuelva vengativo. Besos!

12/13/2005 12:39:00 a. m.  
dijo:

Vivir en Toronto es aprender de todos y de todas las comunidades. Por ejemplo mis amigos que vienen de China piensan que cuando tienen un problema -es muy bueno- porque ese problema caduco (como ellos querian o no querian) pero ya finalizo, finito, se termino, se acabo! Al final todo llega al termino, a la solucion, quizas no la que se quiere, pero al fin y al cabo surge alguna solucion para continuar con la nueva etapa.

He pasado horas, dias, meses y años tratando de entender esa paz que ellos adquieren cuando las cosas estan muy malas y al final -sin comprenderlo totalmente- les doy la razon, toda la razon. Piensalo, meditalo y empieza a vivir la nueva etapa frente a ti.

Saludos desde Toronto

12/19/2005 05:21:00 a. m.  
dijo:

y es mucho peor que venga.... por que nos hace pensar en que nos debia... que tal vez lo habiamos olvidado ... no?

12/23/2005 03:57:00 p. m.  
dijo:

Feliz Navidad y paz, mucha paz en tu vida.

12/26/2005 06:31:00 a. m.  
dijo:

Feliz Navidad para ¡¡¡TODOS!!!


Krla, :), me gustó lo de besos a destiempo, (tiene relación), esperemos que el destino tome nota para la próxima :)

Di, pero en este caso el deudor era el propio destino... :)

Nsnc, en efecto, este tipo de cuentas es mejor que no se salden, es mejor que no venga que hacerlo a destiempo... para qué quiero maravedís si ahora trabajo en euros ;)

Silvia, sí, lo importante, más allá de si bien o si mal es que se acabó, curiosa forma de pensar la oriental, y supongo que tienen razón, Feliz Navidad :)

12/27/2005 05:44:00 p. m.  

Envía un comentario

<< Inicio

Páginas del blog:  8-7-6-5-4-3-2-1                                                     |¿Algún error? | Subir arriba|